Cómo tratar la depresión en ancianos

La depresión en las personas de edad avanzada es generalizada, a menudo no diagnosticada y generalmente no tratada. El sistema actual de atención está fragmentado e inadecuado, y el personal de los centros residenciales y de otro tipo a menudo está mal equipado para reconocer y tratar a los pacientes con depresión. Debido a que no existe una prueba diagnóstica confiable, es esencial una evaluación clínica cuidadosa. La enfermedad depresiva en la edad adulta debe ser tratada con antidepresivos que sean apropiados para su uso en un centro de día tercera edad. Es importante un enfoque integral y multidisciplinario, que incluya la consideración del tratamiento electroconvulsivo en algunos casos. El pronóstico general a largo plazo para los pacientes ancianos deprimidos es bueno.

La depresión no es una parte normal del envejecimiento. La falta de conexión entre el cuidado de la salud y los proveedores de salud mental ha creado un sistema fragmentado de cuidado para pacientes ancianos deprimidos que a menudo es inadecuado. Los problemas médicos concurrentes y las expectativas funcionales más bajas de los pacientes ancianos a menudo oscurecen el grado de deterioro. Típicamente, los pacientes ancianos con depresión no reportan estados de ánimo deprimidos sino que se presentan con síntomas menos específicos como insomnio, anorexia y fatiga. Las personas mayores a veces descartan la depresión menos severa como una respuesta aceptable al estrés de la vida o como una parte normal del envejecimiento. La depresión cuesta $43 mil millones anualmente en los Estados Unidos, en costos directos e indirectos, más o menos lo mismo que la enfermedad cardiaca coronaria.

Read more “Cómo tratar la depresión en ancianos”

Llevar a los padres a un geriátrico: pros y contras

Decidir el mejor cuidado para los padres cuando ingresan a la tercera edad es un momento de suma importancia, pues de ello dependerá el estilo de vida que tengan. La decisión ronda en si se los lleva a que pasen sus últimos días en un centro de día tercera edad o bien si se los deja en la casa. Tomar la decisión de dejar a los padres en la casa cuando ingresan a la tercera edad es una decisión difícil de llevar a cabo, pues tienen cuidados especiales. Precisamente, dejarlos en casa significa tener el tiempo y también el dinero para invertir en su atención.

Justamente, tener una persona mayor en casa implica la contratación del personal adecuado para que se encargue de todas las labores que necesitan. En este sentido, es válido aclarar que además de contratar a las personas encargadas de la limpieza de la casa y la preparación de los alimentos es importante agregar los profesionales de la salud que se necesitan, para que la atención sea completa. Al menos se deberá tener una enfermera o un acompañante terapéutico para que ayude a mejorar su calidad de vida. Obviamente, que se deberá contar con un presupuesto acorde a las necesidades y la verdad que no siempre resulta ser barato, por lo tanto, lo ideal es que se junten todos los recursos que se tengan para cubrir todas las necesidades que puedan surgir en su última etapa de la vida.

Read more “Llevar a los padres a un geriátrico: pros y contras”