El abogado laboral contra el mobbing en la prensa del corazón

Todo el mundo, quien más quien menos, conoce alguna revista del corazón. Estas suelen estar muy presentes en peluquerías o consultas médicas para poder distraer de la espera, pero también hay muchas personas que las compran para estar al día de las cosas que suceden alrededor de las familias o los personajes más mediáticos y famosos del país.

Es cierto que hoy en día ha cambiado un poco la forma de entender este medio: aunque siguen habiendo muchos fotógrafos trabajando en ellas, ya no hay tanta persecución a los famosos como antes: a veces ya son los propios protagonistas quien utilizan sus redes sociales para anunciar cosas o sacar fotos exclusivas de su familia, su casa y sus vacaciones. Esto ha hecho quizá tambalear un poco la profesión y en muchos casos obliga a la contratación de un abogado laboral que solucione y solvente esta anomalia.. Aún así, las ventas de estas revistas demuestran que el sector dista mucho de estar muerto y que de momento es un ámbito que se mantiene y uno de los pocos negocios vinculados con el mundo editorial que va aguantando.

En el caso de los fotógrafos, a menudo tienen que vigilar con las condiciones laborales que firman, ya que puede ser posible que hagan alguna fotografía y luego la usen sin comunicarlo al autor o sin pagarlo. Cuando se firma un contrato se deben mirar bien las cláusulas para saber luego que puedes reclamar y que no. También se deben hablar las características y los derechos de las fotos que se van a publicar en papel y las que se van a publicar en la web, ya que algunas revistas así lo hacen.

En algunos casos se ha llegado incluso a acosar a fotógrafos para que abandonen la empresa y con ello también todas las fotos que han realizado.

¿Qué hacer en caso de mobbing laboral?

  • El primer paso es aceptarlo: Puede sorprender esta frase, pero lo cierto es que muchas personas afectadas no se dan cuenta de que lo están sufriendo y piensan que son cosas normales que pueden pasar. Se debe pues, tener muy claro que se están cometiendo injusticias. Estas pueden ser críticas directas y delante de otras personas, que se digan cosas sobre ti que no sean ciertas, que se menos valore el trabajo que se hace, etc.
  • Demuestra que te estas dando cuenta: hacer como si no pasara nada es una mala táctica, porque se puede girar en contra y pueden incluso intensificarlo para que se note más. Con ello no estamos diciendo que se tenga que montar un drama ni vengarse, pero simplemente dar muestras que ser conscientes de la situación puede ayudar a frenarlo.
  • Denunciarlo es necesario: aunque a veces pensemos que es mejor marchar y dejarlo estar, la verdad es que con ello no estamos haciendo un favor a nadie: ni a nosotros mismos ni a los que vendrán detrás: cuando una persona (sea jefe, sea compañero) acosa a otra persona, esta debe ser denunciada para que se puedan tomar las medidas necesarias. Si no lo hacemos, esta persona seguirá actuando igual y en un futuro más persona seguramente lo sufrirán. Si quieres saber leer más te recomendamos que leas este artículo.

 

 

control

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *